Las celebraciones tradicionales de los Santos Viejos San Antón y San Sebastián han copado este fin de semana la actividad en Villacañas. Y los vecinos del municipio han respondido con su presencia a los distintos actos programados por las hermandades, pese a las bajas temperaturas que han protagonizado el fin de semana.

    En cuanto a la fiesta de San Antón, se inició en la noche del viernes con la tradicional hoguera y asado en el Cristo. Allí, los hermanos de San Antón, una vez trasladada la imagen del santo a la iglesia parroquial, se encargaron de encender una gran hoguera y de preparar el asado, que además volvió a tener carácter solidario, en esta ocasión a favor de la ONG Manos Unidas. El sábado por la mañana se celebró la misa y la procesión, en la que participaron autoridades civiles y religiosas y muchos vecinos, además de la Banda Municipal de Música. El acto popular más destacado de esta fiesta se celebró en la tarde del sábado, cuando varios centenares de personas se dieron cita en la ermita del Cristo para participar en la tradicional Bendición de animales. Allí, las personas que acudieron con sus mascotas dieron las típicas tres vueltas al templo, repartiéndose finalmente los trofeos a los animales mejor engalanados, además del popular “puñao” y el refresco a los asistentes.

    Tras la procesión se celebró además el sorteo de los premios de la rifa de San Antón. El primero, que se llevará el tradicional    “gorrino” de San Antón, más un queso y tres arrobas de vino, fue para el número 19.029. El segundo, premiado con un jamón y un estuche de vino, fue para el 16.921.

San Sebastián

    Mientras tanto, el domingo fue el día que aprovechó la Hermandad de San Sebastián para celebrar su fiesta, que oficialmente se celebra el 20 de enero. Aunque el programa festivo en torno al santo mártir comenzó el domingo anterior cuando la Sala Municipal de Exposiciones acogió la II Gala SanSe, en la jornada de ayer se celebró la función religiosa y la procesión con la imagen del santo, tras la cual se repartieron entre los fieles las tradicionales caridades, mandarinas, naranjas y limones. La jornada estaba previsto que finalizara con una una hoguera en el entorno de la ermita del Cristo por la noche, pero debido a las inclemencias meteorológicas, se decidió trasladarla a la noche de mañana martes a partir de las 20:30 h. Hasta allí podrán acudir los vecinos de la localidad con los alimentos que deseen para asarlos en la hoguera. La Hermandad dispondrá las parrillas y la bebida.