HERMANDADES‎ > ‎

Sta. María Magdalena



HISTORIA DE LA HERMANDAD

En Villacañas, el día 7 de febrero del año del Señor de 1949, por iniciativa del reverendo D. Román Lobato García se fundó la hermandad cuyo fin es dar culto a la imagen titular de María Magdalena, instituyéndose la siguiente junta de gobierno.
 Presidenta
Vicepresidenta
Tesorera
Vicetesorera
Secretaria
Vicesecretaria
Directora vestuario
Faroles
Vocal 1
Vocal 2
Vocal 3
Vocal 4
Vocal 5
Vocal 6
Vocal 7
Organizadora filas
Preparación pasos
Josefita Serra
Sagrario Cepeda
Dolores Pérez
Angelita Zaragoza
Ramona Adanes
Carmen Almendros
Encarna Marín
Custodia y Carmen Novillo
María Luisa Montes
Inmaculada Fernández
Pilar Jiménez
María Cepeda
María del Cerro
Dolores Zaragoza
Julia García
María Ramona Villalobos
Concepción Corrales, María Canalejas y María Búa

    Quedando fundada la hermandad con 33 hermanas acordando no cobrar en el presente año cuota de ninguna clase.
    Al año siguiente, 1950, se acuerda que la cuota sea de 5 pts sustituyendo las velas por faroles.
    En el año 1951 se eleva la cuota a 10 pts para las hermanas que se vistan en procesión y 5 pts para las restantes. En este año dimite la presidenta por contraer matrimonio, siendo nombrada Sagrario Cepeda como nueva presidenta de la hermandad.
    En 1952 las cuotas se igualan a 10 pts y se sustituyen las andas en las cuales desfilaba por una carroza. Para costearla se realizó la rifa de una vajilla.
    En los años sucesivos se va incrementando considerablemente el número de hermanas llegando en el año 1957 a 94 hermanas.
    En el año 1958 se decide ampliar la altura de la imagen para más lucidez en las procesiones, motivo por el cual es preciso comprarle una túnica y un manto nuevos.

En los años 50, toda hermana que fuera a contraer matrimonio dejaba de pertenecer a la hermandad. 
    La hermandad era exclusiva de mujeres hasta el año 1999. Actualmente los hombres participan como hermanos y, principalmente, en la banda de tambores.

    Tras el parón de procesiones de Semana Santa sufrido en nuestro pueblo, el 25 de febrero de 1991 se vuelve a organizar la hermandad de María Magdalena, siendo párroco D. Gerardo Ortega. El primer paso que se dio fue ver dónde y en qué condiciones estaba la imagen, encargándose de ello Encarna Román y Pilar Pacheco, hallándola en la sacristía de la iglesia, muy deteriorada y faltándole una mano. Seguidamente se buscó el libro fundacional de actas de la hermandad, que era custodiado por una antigua hermana, Flori Ramos, que lo cedió con toda amabilidad. Más tarde se localizó en casa de Margarita Triguero el traje de la santa. Por último quedaba localizar la carroza, la cual se hallaba en la ermita de santa Ana, aunque se encontraba en pésimas condiciones. A pesar de lo cual, salvando todas las dificultades se logró arreglarlo todo como se pudo para salir el paso en ese mismo año. Se constituyó una nueva junta directiva quedando los cargos de esta forma:

Presidenta
Vicepresidenta
Secretaria
Tesorera
Vocales
 Pilar Pacheco
Encarnación Román
Sagrario Durango
Dolores Álvarez
Inmaculada García-Polo
Valentina Osuna
Encarnación Castillo
Sagrario Jiménez
María Dolores Redondo
Pilar Zaragoza

    Quedando con unas 105 hermanas, se establece una cuota de 1000 pts. En el año 1992 se restaura la carroza con la ayuda de una cuota extraordinaria de 1000 pts que abonan todas las hermanas, llevándose a cabo la restauración en el mes de marzo de 1994 con las colaboraciones desinteresadas de Francisco Rullo, J. Antonio López, Juan Sanz, Vicente Villanueva, Félix Moreno, Julián García, Julián Ángel Torres y Manuel Segoviano. Se adquirió todo lo necesario para completar la restauración de la carroza quedando preparada para las procesiones.
 
   
En 1996 se modifica el traje, que era de túnica granate y manto de color crema recogido en un lado,  y se acuerda añadir un velo que cubre parcialmente la cara y quitar el recogido del mando. También se adquiere un nuevo manto para la santa por la donación de una hermana, haciendo el vestido en el año siguiente. La peluca se compró en 1992 por total deterioro de la anterior.
    En 1999 se decide la incorporación al paso de la hermandad de una banda de tambores organizándose de la siguiente forma: vestido de capuchino compuesto por túnica granate, capa de color beige y capuchón del mismo color. Estaría formada por 9 tambores y 3 timbales. D. Ángel Rivera colaboró para la organización de la banda. 
    En el año 2000 se recuperó la procesión del Domingo de Resurrección, en la que la hermandad participa muy activamente. En ese mismo año se renueva la junta directiva.

    
En el año 2001 se restauró el estandarte a cargo de unas religiosas de Quintanar. Además, se trasladó la imagen a la ermita del Cristo del Coloquio, para lo que fue necesario confeccionar un pedestal.

    En el año 2003 la hermandad participó en la exposición "Raíces de nuestro pueblo, fruto de su Fe" organizada desde las diferentes hermanades y apoyada por el entonces párroco de Villacañas, D. Gerardo Ortega.

    En el año 2008, la imagen de María Magdalena protagonizó el cartel anunciador de la Semana Santa.